1943: Nace una estrella.

Virtudes nació en el barrio de Poble sec de Barcelona, en el seno de una familia humilde de padre carpintero y madre costurera. La tercera de 7 hermanos y haciendo honor a su nombre, la única superviviente del Sarampión, que en esa época azotaba con fuerza.

Sus padres ya vieron que era una niña especial, no sólo por haber sobrevivido, sino también por su temprana inquietud por aprender materias impropias de su edad. Su padre así lo contaba: – “Me di cuenta de que era especial cuando un día, con 2 años y mientras hacíamos la comida montó un puzzle de 5000 piezas de la Capilla Sixtina”.

Montaje 1943

Anuncios

1948: Primeras amistades.

Ya a los 5 años Virtudes se pasaba las tardes jugando y tocando la guitarra con Juan Manuel, su vecino y amigo del colegio, al que años más tarde se le conocería como el gran Serrat.

Muchos veranos iban a Calella de Palafrugell a disfrutar de la playa y el calor. Se sentaban en la sombra, cogían la guitarra y componían canciones. Aunque no haya quedado constancia de ello, juntos escribirían grandes temas, el más conocido, Mediterráneo.

montaje serrat

1951: Niña prodigio.

A la edad de 8 años ya acudía a congresos internacionales con los más grandes científicos. No tardó mucho en sorprender al mismísimo Einstein resolviéndole una ecuación que le traía de cabeza hacía ya unas semanas.

La historia no hizo ninguna referencia a tal increíble hazaña pero por suerte quedó inmortalizado el momento donde podemos ver la cara de estupefacción del físico alemán.

einstein con marco

1961: Sus primeros pinitos en la gran pantalla.

A los 19 años, después de acabar prematuramente su doctorado y aburrida de las ciencias, Virtu sentía que tenía una vena artística por explotar y probó suerte en el cine.

Consiguió su 1er papel como protagonista en la película “Tómbola” del director Luís Lucía Mingarro pero tuvo que acabar rechazándolo al ser reclamada por la CIA.

Finalmente y a pesar del disgusto del director, el papel se lo dieron a Marisol, que acabó convirtiéndose en íntima amiga de Virtu.

montaje virtu marisol

1963: Be my baby.

Con la espinita clavada por no haber rodado la película “Tómbola” y cansada ya de los triviales asuntos de la CIA, Virtu decidió dar un giro a su vida y fundó el grupo The ronettes, teniendo su hit más importante, Be my baby, este mismo año.

Gracias al éxito conseguido se codeó con estrellas del mundo de la música del calibre de Elton John, Abba, The Beatles…

ronnets montaje

1968: Una educación cristiana.

Aunque virtudes ya había leído sobre todas las religiones, a los 15 años se decantó por la Cristiana y se hizo ella misma la promesa de que cuando se volviera a ver la fumata blanca en el vaticano, ella en persona iría a saludar a su Santidad.

El afortunado fue Juan XXIII, que ya había oído hablar de la niña prodigio de Barcelona y estuvo encantado de recibirla.

virtu con el papa marco

1969: Guerra fría.

En plena Guerra fría, donde las grandes potencias luchaban por superarse tecnológicamente una a la otra, USA volvió a necesitar de los servicios de Virtu para las negociaciones vía teléfono rojo, ya que a sus 26 años hablaba perfectamente 10 idiomas, entre ellos el ruso.

Fue ella, tan dada a la retórica, quien ayudó a su amigo Luis. Éste, tras quedarse en shock al pisar la luna, no pudo articular palabra y Virtu salió en su ayuda con la histórica frase que todos recordamos: -”Un pequeño paso para el hombre y un gran paso para la humanidad.”

Estados unidos había ganado a la URSS.

montaje virtu luna